Imprimir
Categoría: Cronista Oficial de Millares
Visto: 379

Reanudamos la recopilación de noticias relacionadas con Millares y que han aparecido en diversos medios impresos a lo largo del tiempo.

La tardanza en la aparición de esta segunda entrega se debe a que, a raíz de la noticia aparecida en el Diario Mercantil de Cádiz, y que más abajo se reproduce, he emprendido la labor de seguir la pista de la familia de Cayetano Merino, y ello me ha llevado un tiempo más largo del deseado. Pido disculpas a los lectores de esta sección.

 

EL MEMORIAL LITERARIO O BIBLIOTECA DE CIENCIAS, LITERATURA Y ARTES.  10 de mayo de 1808. Trimestre Segundo. Número 13, Pág. 311

ESTADÍSTICA

Conclusión de la idea general de la Estadística de la parte occidental del Reyno de Valencia

En los parages montuosos de este destino se crían ganados de toda especie, particularmente en Córtes, Enguera, el Condado de Buñol y el Vizcondado del Chelva. De 130 á 140 cabezas de lanar y cabrio se mantienen en el territorio de Córtes, y mas de 30 de caballar y mular…

…De los habitantes de todos estos partidos los mas industriosos son los Enguerinos, pues además de las abundantes cosechas agrícolas tienen algunas utilidades en la industria. Fabrican todos los años 6800 piezas de paño, 620 varas de sargueta…

…En Cofrentes y en el Condado de Buñol texen también algunos paños. En Millares hacen mas de 190 docenas de alpargatas de esparto, y las venden á 6 ó 7 quartos el par…

 

DIARIO MERCANTIL DE CÁDIZ. Viernes, 13 de enero de 1826. Número 3445. Páginas 2 y 3

Capitanía general del ejército y reino de Valencia y Murcia

A consecuencia del dictamen que me ha producido el Auditor de guerra de este ejército y reino que me ha conformado, serán fusilados por la espalda fuera de la puerta del Mar al pie de la Ciudadela [en Valencia ciudad] en la mañana de este día á las 10 horas de la misma, Cayetano Merino, natural de Millares; Bernardo Galdón, de Carlet; y Miguel Muñoz, de Cofrentes, individuos que han sido de la infame gavilla revolucionaria denominada del “Gato y Llorqueta”. [Probablemente se trataba de partidas de guerrilleros liberales contrarios al absolutismo de Fernando VII ] Estos miserables al ser perseguidos por el comandante de Voluntarios Realistas de Cofrentes, D. Benito Iglesias, que con tal objeto reunió los beneméritos individuos de su mando, se refugiaron en una casa de campo llamada de Ortolilla, situada entre las jurisdicciones de dicho pueblo de Cofrentes, Siete-Aguas, Requena, Yátova y Córtes, y como aquellos valientes se hubiesen constituido en el mismo punto arrojándose á la casa donde los bandidos se habían hecho fuertes, habiéndoles intimidado la rendición, contestaron con vivo fuego, de cuyas resultas fue herido gravemente el referido Iglesias, habiendo muerto á pocos momentos del procsimo [sic] pasado, y siguiendo los malvados su obstinación, no pudieron lograr su intento, pues se reunieron en aquella misma tarde á los mismos voluntarios los paisanos de los caseríos inmediatos y una partida de tropa en persecución de la canalla, y fueron obligados á rendirse, como lo ejecutaron al amanecer del día 26 [del mes anterior].

Este fin desastroso es el que tienen que esperar todos aquellos desnaturalizados que habiendo pertenecido a tan infame gavilla ya desorganizada andan errantes porque han perdido la esperanza de reunirla para ejecutar sus inicuos planes. Estos elementos miserables que no tienen mas apoyo que la maldad, demuestra la experiencia que son destruidos en el momento mismo que osan penetrar los umbrales del término de las  poblaciones, porque animados los bizarros Voluntarios Realistas del fuego que les inspira el amor de su idolatrado Monarca, y el que se inflama tanto mas en sus corazones por el juramento que hicieron de defender los augustos derechos de su Soberania y de nuestra sacrosanta Religion quieren sellar con su sangre tan noble divisa, como de ello ha dado ejemplo el benemérito comandante D. Benito Iglesias. Su memoria será inmortal y transmitirá á la posteridad de los buenos españoles, y al anunciar á los fieles habitantes de las provincias de mi mando las repetidas pruebas que dan las partidas destinadas en persecución de los malvados, no puedo menos de elogiar dignamente la bizarría y el valor de los referidos beneméritos Voluntarios Realistas de Cofrentes, y de todos los demás que concurrieron á la aprehensión de los pérfidos que van á pagar con la vida sus atroces crímenes, quedándome la dulce esperanza que sus compañeros que tienen la honra de pertenecer á cuerpos tan honoríficos por su denominación, se estimularán en repetir el ejemplo de tan acendrada lealtad.

Valencia, 3 de enero de 1826.

NOTAS: Este artículo fue, probablemente, copiado del Diario de Valencia, al igual que otro idéntico al anterior aparecido en el Diario de Baleares, y que se publicó el 20 de enero de 1826.

En relación al nombre uno de los líderes de la partida de malhechores, concretamente “El Gato”, me viene a la mente el nombre de la cueva existente entre la cima del Cámaro y el llano del Charcum (Cueva del Gato) en el camino de Millares a la barca de Tous. Mi pregunta es: ¿acaso se llama así esta cueva por haber servido de refugio a los componentes de esta cuadrilla de maleantes?

Por último, y respecto a la identidad de Cayetano Merino, he “buceado” por el Archivo Parroquial de Millares y, efectivamente, he encontrado el apunte del bautismo de Cayetano Merino Galdón, nacido el día 16 de diciembre de 1805, a las 13:30 horas. Sus padres se llamaban José Merino Fuster (22.12.1764 – 03.04.1814) y María Galdón Martínez (03.05.1767 – 27.12.1813), los cuales casaron el 12.02.1787. Sus abuelos paternos eran José Merino Zomeño y Silvestra Fuster Navarro. Los abuelos maternos eran Francisco Galdón Galdón y Juana Martínez Barberá. El bautismo de Cayetano se celebró el día 17 de diciembre de 1805, oficiado por José Vaquer Molines y sus padrinos fueron Francisco Lorente y Josefa Sáez.

Cayetano tuvo como hermanos y hermanas a: María (17.12.1787-07.03.1808), José Leoncio Salvador (12.01.1795-¿?), Magdalena Josefa Vicenta (03.11.1797-¿?), Josefa (27.03.1800-05.02.1803), María Francisca (26.04.1803-¿?) y Ramón (03.08.1808-21.12.1813).

María, la hermana mayor, contrajo matrimonio con Jaime Pla Pareja, natural de Quesa, el 28 de noviembre de 1804, con quien no tuvo hijos; a la muerte de María, en 1808, Jaime contrajo segundas nupcias con Cecilia Rives Larrueda. La segunda hermana, Silvestra, contrajo matrimonio con Ramón Barberá Sáez, el 13 de diciembre de 1813, de cuyo matrimonio nacieron Roque, nacido el 16 de agosto de 1815, y que casó con Ramona Galdón Grau el 31 de enero de 1834 teniendo como hijo único a Ramón (13.05.1836); también nació del matrimonio de Silvestra y Ramón: Ramón (15.09.1819).

José Leoncio Salvador casó con Isabel Rodrigo Alcácer, el 4 de mayo de 1819, y tuvieron a Isabel (23.02.1828) y a Josefa (06.03.1836).

Finalmente, María Francisca contrajo matrimonio con Francisco Pérez, viudo de un anterior matrimonio y no tuvieron descendencia.

 

Desgraciadamente no me ha sido posible enlazar esta familia con ninguna de la actualidad debido a que, con Ramón Barberá Galdón, nieto de Silvestra y Ramón, se pierde el rastro de los descendientes directos de José y María, los padres de Cayetano Merino.