De vez en cuando la tranquila vida de un pueblo se ve terriblemente sacudida por acontecimientos que el destino ofrece sin haberlos pedido nadie. Dos son los sucesos que han consternado a la población de Millares. Uno, ocurrido en 1933 durante la construcción de la primera central que instaló Hidroeléctrica Española en Millares, y en el que se produjo el fallecimiento de 10 personas como consecuencia de un desprendimiento de rocas. El otro, y del que ahora se cumplen 25 años, fue el trágico incendio del mes de julio de 1994.

Aquel fatídico inicio de dicho mes se caracterizó por unas extraordinarias temperaturas máximas que se mantuvieron durante varias jornadas (antes y después del fuego) y que contribuyeron, sobremanera, a la rápida propagación de las llamas.

Una vez se dio la alerta por incendio se desplazó a sus inmediaciones la brigada de Millares a bordo del camión autobomba, sumándose posteriormente un concejal del Ayuntamiento, un voluntario y el agente medioambiental. En un determinado momento, y sin mediar cualquier previsión, se produjo un repentino y violento cambio en la dirección del viento que condujo el fuego, ladera arriba y a una endiablada velocidad, hasta la posición que ocupaban los medios de extinción. Debido a la velocidad con que se propagaban las llamas no hubo tiempo a situarse en una posición más segura al equipo de personas allí desplegadas.

El resultado: seis fallecidos por asfixia, tres heridos y dos vehículos totalmente calcinados. Días después falleció en el hospital ‘La Fe’ de Valencia un séptimo integrante del equipo de extinción.

Desde aquellas fechas, y a pesar del tiempo transcurrido, detrás de cada una de las casas del pueblo de Millares se esconde un dolor más o menos rotundo, que afecta más o menos directamente a cada uno de sus moradores. Cada 100 metros hay un hermano, un primo, un cuñado, un amigo íntimo, una esposa, una madre, un hijo, un padre de alguno de estos  siete paisanos a quienes el fuego arrebató el aliento cuando intentaron luchar contra él. La tragedia dejó ascuas que, según todos los vecinos, no se apagarán jamás.

Sirvan, pues, estas líneas para dar testimonio del emotivo recuerdo hacia estas víctimas que todavía perdura en la memoria de los habitantes de Millares, ahora que se cumple el 25 aniversario de tan dolorosas jornadas.

 

Según lo previsto en la legislación en vigor, y una vez celebradas las correspondientes elecciones, el día 15 de junio del año en curso tuvo lugar el Pleno de Constitución de la Corporación Municipal en la localidad de Millares.

Así pues, y ante un Salón de Plenos abarrotado de invitados, se formó, en primer lugar, la Mesa de Edad que había de regular todo el proceso, Mesa que fue asistida en todo momento por el Secretario de la Corporación; el Presidente de la Mesa, que actuaba como Alcalde Accidental, fue llamando a los concejales y concejalas electos y acto seguido les fue tomando juramento o promesa para el cargo al que habían resultado elegidos y elegidas.

La Corporación se constituyó con los y las siguientes Concejales y Concejalas: Por el Partido Popular (PP), José Ricardo Pérez Gómez, Alicia Lorente Carbó, María Elena Costa Sáez, Jesica Martínez Sáez y Antonio Moya Sáez; por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Silvia Sáez Barberá y por Unión de Ciudadanos Independientes de Millares (UCIN), Lorena Galdón Sáez.

A continuación se procedió a la votación para la elección del Alcalde, resultando elegido el candidato cabeza de la lista del Partido Popular, José Ricardo Pérez Gómez, con cinco votos a favor, con lo que obtuvo la mayoría absoluta.

En un breve parlamento tras el juramento ya como Alcalde de Millares, agradeció la participación de los electores y electoras que han depositado su confianza en la candidatura que encabeza, comprometiendo esta su segunda legislatura al frente de la Corporación Municipal en tres aspectos: fomentar el empleo en la localidad, potenciar los servicios a los ciudadanos e incrementar la proyección exterior del pueblo.

Deseamos desde estas páginas toda suerte de éxitos a la Corporación Municipal a lo largo de los próximos cuatro años en la gestión de los asuntos que son de su competencia, los cuales han de servir para mejorar la vida de los ciudadanos de Millares.

 

 Por Fidel Pérez Barberá, Cronista Oficial de Millares.

 

Trabajo realizado por Fidel Pérez Barbera sobre los moriscos con motivo de la XXXII Asamblea de Cronistas Oficiales del Reino de Valencia.

Dado que el tema propuesto para aportar comunicaciones a la XXXII Asamblea de Cronistas Oficiales del Reino de Valencia versa sobre los moriscos, me ha parecido oportuno presentar esta colaboración con la humilde intención de trazar una sucesión de hechos y acontecimientos que pongan al corriente a cualquier lector (tenga o no tenga conocimientos históricos previos en la materia) y pueda situarse en la evolución de la trayectoria de la presencia en nuestras tierras de esta civilización.

Es obvio que el mundo morisco es muy complejo, y por ello voy a intentar reflejar este episodio de la historia de España de la manera más clara que mis capacidades me permitan. La complejidad a la que aludo viene determinada, fundamentalmente, por la herencia tras la Reconquista en el siglo XIII y los cambios ocurridos a través del tiempo.

Descarga en PDF el trabajo completo

 

 

Damos inicio a la publicación de una serie de noticias relativas a Millares y que han sido publicadas por diversos periódicos, tanto de ámbito cercano a nosotros como de ámbito nacional. La temática de estas noticias es muy variada, van desde asuntos de la vida política como a los sucesos, desde la crónica curiosa hasta el detalle de las epidemias.

Confío plenamente en que el contenido de las diferentes entregas que tengo previsto poner en esta sección despertará el interés de los lectores.

©2016 - Ayuntamiento de Millares | Aviso Legal | Desarrollado por COMmuniquemCon la colaboración de:  València Turisme